• ¡Disponible sólo en Internet!
Omega-3 Plus (DHA) 90 cap. - Plantis® Artesania Agricola
  • Omega-3 Plus (DHA) 90 cap. - Plantis® Artesania Agricola

Omega-3 Plus (DHA) 90 cap. - Plantis® Artesania Agricola

19,95 €
Impuestos incluidos

Complemento dietético rico en DHA - ácido Docohexaenóico y vitamina E.

Cada cápsula aporta 51 mg de EPA y 255 mg de DHA.

Recomendación de consumo: tomar 2 cápsulas al día.

Cantidad
Producto disponible para pedidos

  • Security policy (edit with Customer reassurance module) Security policy (edit with Customer reassurance module)
  • Delivery policy (edit with Customer reassurance module) Delivery policy (edit with Customer reassurance module)
  • Return policy (edit with Customer reassurance module) Return policy (edit with Customer reassurance module)

Omega-3 Plus (DHA) 90 cap. - Plantis® Artesania Agricola

En estos últimos años se nos viene insistiendo en la ventaja que supone, para mantener la salud de nuestro sistema circulatorio, el sustituir las grasas animales saturadas por aceites con alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados, ya que éstos son en su mayor parte ácidos grasos esenciales que como las vitaminas no pueden ser sintetizados por nuestro organismo y éste necesita tomarlos de los alimentos. La naturaleza ha puesto a nuestra disposición gran cantidad de pescados de aguas frías cuyo contenido en ácidos grasos esenciales es elevado, siendo uno de los principales el salmón.

Tras observar que la incidencia de trastornos circulatorios y de trombosis era escasa entre los pobladores de Groenlandia, y que esquimales y japoneses tenían una incidencia baja de cáncer de pecho, se estudió con detalle su alimentación y se vio que consumían sobre todo pescados de agua fría. Lo original de esta dieta es que la grasa de los pescados de agua fría, a diferencia de la de los animales terrestres, es única porque contiene grandes cantidades de ACIDOS GRASOS POLIINSATURADOS de la familia omega-3. De ellos los más importantes son el ACIDO EICOSAPENTANOICO (EPA) y el ACIDO DOCOSAHEXANOICO (DHA).

El EPA y DHA forman parte en nuestro cuerpo de una cadena que da lugar a prostaglandinas con efectos biológicos muy interesantes. Todos ellos conseguidos por la adición a nuestra dieta de aceite de salmón, ya que éste es muy rico en EPA y DHA. Por ello este aceite tiene una aplicación nutricional importante en:

1. Reducción de los riegos de trombosis, porque disminuye el COLESTEROL en plasma y porque a diferencia de otros aceites vegetales poliinsaturados, el de salmón también reduce los niveles de TRIGLICERIDOS (grasas) en plasma.

A nivel de la membrana aumenta la FLUIDEZ y reduce la adherencia plaquetaria. Este efecto ANTITROMBOTICO se debe a que el EPA pasa a prostaglandina I3, cuya actividad es antiagregatoria.

2. Inhibición de los procesos desagradables causados por los leucotrienos. Estas sustancias están relacionadas con el ASMA y la ALERGIA. Al tomar el aceite de salmón, el EPA anula la acción de la enzima lipooxigenasa, que de otro modo formaría esos leucotrienos.

3. También impide la producción de la prostaglandina I2, encontrada en los tejidos cancerosos.

APLICACIONES:

Este aceite regula los niveles alterados de colesterol y triglicéridos, siendo esencial para la prevención de los problemas cardíacos (arterioesclerosis, aterosclerosis, trombosis, tensiones altas, infartos de miocardio, etc.). Y mejora los estados de asma y alergia, por lo que es necesario incorporarlo a la dieta.

ACEITE DE PESCADO Y ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR

Los estudios epidemiológicos en los que se observó una escasa frecuencia de arteriosclerosis y de trombosis coronaria, en algunas poblaciones consumidoras de grandes cantidades de pescado oleoso de aguas frías, ha despertado un renovado interés por los efectos del pescado y sus aceites sobre las concentraciones de los lípidos plasmáticos y la actividad plaquetaria, factores relacionados con la patogénesis de la arteriosclerosis, así como sobre su posible efecto preventivo de la enfermedad coronaria cardiaca (1,2).

Es un hecho constatado, que los Esquimales presentan bajas concentraciones de triglicérido plasmático y de colesterol total; asimismo tienen elevadas concentraciones del colesterol transportado por las lipoproteínas de elevada densidad (HDL), prolongados tiempos de sangría y disminución de la agregación plaquetaria, comparados con los Daneses cuya dieta es rica en productos lácteos y carne (1,2).

La clave parece hallarse en el hecho de que la grasa que contienen este tipo de pescados es rica en ácidos grasos omega 3 de cadena larga altamente insaturados, principalmente los ácidos eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA)(2).

Ácidos Grasos Omega-3 de algunos peces (2)

PESCADO *

EPA **

DHA **

Total

Caballa, Atlántico

900

1.600

2.500 mg

Arenque, Atlántico

700

900

1.600 mg

Pez azul, Atlántico

400

800

1.200 mg

Salmón, Atlántico

300

900

1.200 mg

Atún

100

400

500 mg

Bacalao, Atlántico

100

200

300 mg

Gamba

200

100

300 mg

Lenguado

100

100

200 mg

Pescadilla

100

100

200 mg

Pez espada

100

100

200 mg

* Una lista más extensa aparece en F.N. Hepburn y cols., J. Am Diet Assoc, 86: 788, junio de 1986.

** Cantidad aproximada en una ración cruda de 100 gramos.

Los precursores fundamentales de las prostaglandinas son el ácido araquidónico en los mamíferos y el eicosapentaenoico en los peces y animales marinos. En función del precursor, las protaglandinas sintetizadas variarán.

A continuación pasamos a detallar estas diferencias, basándonos en el metabolismo de los ácidos arquidónicos y eicosapentaenoicos.

El ácido araquidónico que se sintetiza a partir del ácido linoleico o se obtiene de la dieta (principalmente alimentos animales), es el componente principal de la membrana de los fofolípidos. En las plaquetas, por mediación de la ciclooxigenasa, se transforma en diversos productos con dobles enlaces, tales como el tomboxano A2, un potente vasoconstrictor y agregante plaquetario, y en la pared de los vasos en prostaglandina I2 o protaciclina, un potente vasodilatador y antiagarrante plaquetario. La liberación excesiva del tomboxano A2 se ha relacionado con la génesis y propagación de la arterosclerosis y con la isquemia miocárdica.

En los leucocitos, el ácido araquidónico es convertido, por la vía de lipoxigenasa, en leucotrienos de la serie 4 y en ácidos grasos hidroxilados. Los leucocitosde la serie B4 producen un incremento en la impermeabilidad vascular y los C4 y D4 una constricción arterial coronaria y una activación plaquetaria (3).

El ácido Eicosapentaenoico es rápidamente incorporado a la membrana de los fosfolípidos, compitiendo por la ciclooxigenasa con el ácido araquidónico. Sin embargo es un pobre substrato y de su metabolismo resulta la formación de pequeñas cantidades de tromboxano A3 y de protaglandina I3. El tromboxano A3 es considerablemente menos potente que el tromboxano A2, pero la protaglandina I3, tiene una actividad biológica similar a la protaglandina I2.

Por otro parte el EPA es un sustrato preferente para la lipooxigenasa, con la subsiguiente formación de leucocitrienos de la serie 5, los cuales son mucho menos potentes que los de la serie 4 (3).

Todas estas transoformaciones, se han asociado, en las poblaciones del ártico con una reducción en la agregación plaquetaria y una baja incidencia de arteriosclerosis y enfermedad coronaria cardiaca (3).

EFECTOS SOBRE LAS PLAQUETAS

Los resultados son variables, mientras en algunos estudios se detectó un notable descenso de la reactividad plaquetaria, en otros no se observaron cambio significativos. Respecto al tiempo de sangría en la mayoría de los estudios se notificó un incremento de este parámetro. Las dosis administradas oscilaron entre 3,6-10 g/día de EPA. Posiblemente la respuesta sea dosis dependiente (1,2,3,5,7).

EFECTOS SOBRE LOS LÍPIDOS

Los estudios clínicos realizados hasta el momento indican que una dieta suplementada con elevadas cantidades de ácidos grasos omega 3 poliinsaturados, da lugar a una disminución considerable de los triglicéridos plasmáticos. El descenso en los niveles de colesterol fue menor e incluso en uno de los estudios se observó un aumento del colesterol LDL, aunque los valores de colesterol total permanecieron inalterados. Respecto a los valores del colesterol HDL los resultados fueron variables.

Reseña de alguno de los estudios publicados:

- Se estudió el efecto del aceite de pescado en 20 pacientes con hipertrigliceridemia, 10 con fenotipo Ilb y 10 con fenotipo V. Las dosis oscilaron entre 20-30 gramos de ácidos grasos omega 3/día.

Los resultados obtenidos fueron los siguientes: en el grupo tipo IIb el colesterol plasmático descendió en un 27% y los triglicéridos en u 64% comparado con una dieta control consistente en la dieta clásica de bajo contenido en ácidos grasos (con una relación 1/4, ácidos grasos poliinsaturados, saturados).

En el grupo con fenotipo V el descenso del colesterol total y triglicéridos, fue respectivamente un 45 y 75%.

En ambos grupos el descenso de las VHDL fue notable, este hecho podría ser debido a una reducción de la síntesis VHDL a nivel hepático o bien consecuencia de un incremento en la conversión de VHDL en LDL (4).

- Estudio doble ciego cruzado abierto, con una duración de 16 semanas utilizando aceite de oliva como placebo, realizado en 27 pacientes con hipertrigliceridemia a los que se les administró 10 gramos de MaxEPA (especialidad comercializada en EE.UU. conteniendo un concentrado de aceites de pescado con un alto contenido en ácidos grasos omega 3 poliinsaturados).

Resultados: se detectaron significativos descensos de las VHDL y de los trigliceridos en las LDL y HDL, sin embargo se produjo un incremento en LDL y HDL colesterol; permaneciendo el colesterol total plasmático invariable (5).

- 8 pacientes con CAD (enfermedad arterial coronaria) y angina de pecho cuya dieta fue enriquecida con 3'2 gramos de EPA o la misma cantidad de placebo, en un estudio doble ciego randomizado abierto durante un período de 12 semanas.

Resultados: los niveles de triglicéridos descendieron a un 47% y las HDL se incrementaron en un 15% (3).

- Estudio en 12 voluntarios demostró que 20 a 29 gramos de ácidos grasos omega 3 diarios durante 4 semanas disminuyeron las concentraciones medias de colesterol en plasma desde 188 a 162 mg/dl. También disminuyeron las concentraciones del colesterol transportado por lipoproteínas de baja densidad y de los triglicéridos (LDL), sin afectar las HDL (2).

EFECTOS SOBRE LA ENFERMEDAD CORONARIA CARDIACA

Sobre este punto los datos de que se disponen hasta el momento son poco esclarecedores y todavía son necesarios más estudios bien controlados que examinen el efecto del aceite de pescado sobre la enfermedad coronaria isquémica:

Reseña de estudios:

- Estudio epidemiológico en el que se controlaron 852 hombres de mediana edad 20 años; la mortalidad por enfermedad coronaria cardíaca fue algo más del 50% más baja entre aquellos que 20 años antes habían declarado que por lo menos tomaban 30 gramos de pescado al día (2).

- 107 pacientes con angina de pecho a los que se les administró EPA (1'8 a 3'6 g/día). El seguimiento se realizó durante 2 años. Los requerimientos de nitroglicerina disminuyeron

de 30 a tan sólo 5 tabletas semanales. Sin embargo este dato no es objetivo para cuantificar la reducción de la isquemia miocárdica (3).

- 8 pacientes con CAD y angina de pecho, cuya dieta fue suplementada con 3'2 g/día de EPA o placebo en un estudio doble ciego randomizado, durante un período de 12 semanas. Se determinó una reducción en la demanda de oxígeno miocárdica durante el ejercicio, sin embargo la frecuencia de la angina y los requerimientos de nitroglicerina no cambiaron (3).

- Estudio en el que se evaluó el efecto de 3 g/día de ácidos grasos omega 3 poliinsaturados en 5 individuos con angina de pecho estable durante 6 meses.

Resultados: si bien los niveles de lípidos sanguíneos disminuyeron, no se detectaron signos objetivos o subjetivos de mejoría en la isquemia miocárdica (6).

CONCLUSIÓN

Aunque ya existe abundante bibliografía sobre este tema, todavía serán necesarios muchos estudios clínicos controlados para poder determinar con exactitud la eficacia de los aceites de pescado en la prevención de la arteriosclerosis y en la enfermedad coronaria cardíaca, así como cuáles son las dosis mínimas eficaces, ya que la mayoría de estudios se han realizado con dosis bastante elevadas.

También cabría preguntarse acerca de los posibles efectos adversos en tratamientos de larga duración; y además habrá que tener en cuenta las cantidades considerables de colesterol que a menudo contienen este tipo de aceites (8), y en algunos de ellos como en el de bacalao las cantidades potencialmente tóxicas de vitaminas A y D (7).

Es interesante señalar que si bien, las poblaciones esquimales presentan una menor incidencia de infartos de miocardio en comparación con los daneses, también se ha informado que la incidencia de ataques cerebrales (apopléticos) es el doble, sin que exista hasta el momento una explicación para este hecho (7,2).

Respecto a las contraindicaciones, el aumento del tiempo en sangría y la inhibición de la agregación plaquetaria podrían ser peligrosos para aquellos pacientes que reciban otros tratamientos anticoagulantes, incluida la aspirina (2). Posiblemente tampoco estaría indicado este tipo de tratamiento en individuos con alteraciones biliares (7).

INFORMACIÓN DEL PRODUCTO:

Complemento alimenticio rico en DHA – ácido Docosahexaenoico y vitamina E

Ingredientes: aceite de pescado rico en DHA (71%), gelatina, estabilizador (glicerina), vitamina E.    

Composición media aprox

1 cápsula

2 cápsulas

Valor energético

5,39Kcal / 22,27KJ 10,78 Kcal / 44,54 KJ

Grasas

de las cuales:

510 mg

1020 mg

Saturadas 50 mg

100 mg

Poliinsaturadas

de las cuales:

306 mg

612 mg

EPA – Ácido Eicosapentaenóico

51 mg

102 mg

DHA – Ácido Docosahexaenóico

255 mg 510 mg

Hidratos de carbono

de los cuales

60 mg

120 mg

azúcares

0 mg

0 mg

Proteínas

140 mg

280 mg

sal

0 mg

0 mg

Vitamina E 5 mg (41,7%VRN*) 10 mg (83,3% VRN*)

*VRN: Valores de Referencia de Nutrientes

Recomendación de consumo: 2 cápsulas al día salvo consejo del asesor dietético.

Presentación: envase de 90 cápsulas.

AA181030

Ficha técnica

por Sistemas
Circulatorio